Biobe

Bebé Bio: Un bebé más sano ¡es posible!

Mi bebé es de plástico: ¿cuándo se hace daño y cuándo no?

bebe-de-plastico

¿Cuántas veces no hemos dicho esta frase? El niño es de goma…y es que cuando están aprendiendo a gatear o simplemente cuando juegan o corren, se caen y con la misma se levantan y ya están activados como si nunca hubiera pasado nada. Una siempre con el alma en vilo, al final siempre nos asustamos más que ellos. Porque en su inocencia no tienen la menor noción de peligro.

Tal vez pensemos que, si se levanta corre y nos sonríe con cara de pícaro, ya nuestro bebé no corre peligro. La mayoría de las veces es así. Como diría la abuelita: los tropezones hacen levantar los pies. Forma parte de su proceso de aprendizaje. Nosotros de adultos somos igual hasta que no nos duele, no cambiamos de actitud pese a los consejos de amigos y familiares.

Pero ¿cuándo acudir al médico si nuestro bebé se cae? Por una simple peladura en la rodilla no, abundante agua y jabón y algo de crema antibiótica resuelve el problema…hay que tener cuidado por ejemplo con los golpes en la cabeza y esos chichones tan feos…si le da mareos o vomita, pues es una señal de alarma para visitar al doctor.

Otra visita obligada de revisión es cuando en una caída se lastiman o se parten un dientecito. Los estomatólogos sabrán qué hacer si con el golpe se le afloja algún diente. De igual modo si hacen una herida que sangra mucho o es profunda. O se quejan de dolor intenso en alguna parte del cuerpo.

Como padres tenemos que aprender a evaluar que es lo significativo o no, es parte ya de nuestro trabajo. Lo que sí, no seamos sobreprotectores, para poder aprender a caminar hay que caerse en ocasiones, o por otro lado un nene que no corre es más inquietante que uno tranquilo. Lo importante es que, aunque ocupados, estemos atentos todo el tiempo a sus señales.

Los comentarios están cerrados.